Seleccionar página

UN INFORME LLEVADO A CABO POR LA UNIVERSIDAD DEL NORDESTE EN BOSTON CON CASI 17.000 APLICACIONES CONCLUYE QUE ESTAS GRABAN LA PANTALLA, PERO NO LA VOZ

La seguridad de los datos empieza a tomar una gran importancia en el mundo digital es tal que muchas organizaciones luchan constantemente por buscar una mejor cuidado frente a nuestra información personal. La Universidad del Nordeste descubrió recientemente al analizar 17.000 aplicaciones de Android durante un año con el objetivo de corroborar el mito urbano de que los teléfonos graban todo lo que decimos. Desmintiendo que estas no tienen acceso a lo que escuchamos pero si tienen acceso a nuestra pantalla el dato preocupante es que graban lo que hacemos muy a menudo.

Entre las aplicaciones revisadas figuran Twitter; y otras no tanto, como GoPuff, un servicio de comida a domicilio establecido en Filadelfia, según las indagaciones de los investigadores, alrededor de 8.000 son capaces de enviar información a Facebook y más de la mitad pedían permisos para usar la cámara y el micrófono del dispositivo, por lo que sobre el papel podrían espiar al usuario.

Gracias a un sistema automatizado y varios sistemas de grabación de comunicaciones, pudieron analizar todo tráfico generado y recibido por las apps, concluyendo que no grababan la voz nunca a los usuarios para compartirlo con terceros. Muchas de las aplicaciones hacía grabaciones de vídeo y capturas de pantalla de lo que los usuarios hacían cuando la aplicación estaba abierta. Y esos pantallazos se compartían con terceros.

Lo preocupante es saber si incluso por defecto los móviles no nos espían, hay infinidad de sistemas para hacerlo al mínimo descuido, ya sea con apps de dudosa reputación o porque el gobierno decide que quiere hacerlo.

Fuente:ElMundo

Imagen tomada de Pixelkult 

 

Share This