Seleccionar página

Cambios en la App Store obligan a los desarrolladores a tener una política de privacidad propia, incluso si las apps no se conectan a internet o no recopilan ni un solo dato.

Apple quiere dar un punto adicional de privacidad a las aplicaciones que usan sus usuarios. Lo cierto es que desde un tiempo a eta parte la compañía se ha comportado como un adalid de la privacidad y la protección de los datos de sus usuarios, y los recientes cambios en la App Store pueden dar buena cuenta de ello.

La compañía controla totalmente la privacidad de los datos de sus usuarios, y lo cierto es que con las sucesivas actualizaciones de sus sistemas operativos ha ido dando más herramientas a los consumidores para mantener el control de sus datos. Ahora bien, lo que pasa con las apps escapa al control de Apple, como es lógico, por eso la compañía quiere que todas las aplicaciones expliquen correctamente qué sucede con los datos cedidos.

Por ello, Apple ha confirmado que, a partir de ahora, todas las apps que se publiquen en su Store deberán, obligatoriamente, incluir un enlace a su política de privacidad en la que se detallen todos los pormenores en cuanto a la protección de datos de los usuarios; en caso de que no incluyan esta política de privacidad, serán rechazadas dentro del proceso de validación de las app en las tiendas de Apple.

Las nuevas reglas entran en vigor a partir del 3 de octubre, y es de aplicación para todas las apps, independientemente que recolecta o no datos. Es decir, una simple app “linterna” que no se conecta a Internet, ahora deberá incluir un enlace a un sitio web en el que se recoja su política de privacidad.

Fuente: hipertextual.com

Imagen tomada de hurk / 32 imágenes

 

Share This