Seleccionar página

Investigadores de la multinacional japonesa de ciberseguridad Trend Micro señalaron que un grupo de hackers usaban memes para obtener datos privados.

A pesar de que no se tiene certeza del origen del malware que usaba memes para robar datos privados, si se conoció plenamente cuál era su funcionamiento, el código malicioso se instalaba en un ordenador frágil, el cual establecía conexión con una cuenta de Twitter que compartía memes.

Una vez funcionando, el malware podía tomar capturas de pantalla e incluso obtener nombres de usuarios o nombres de archivos desde una ruta predefinida para después enviar la información robada a un servidor.

Es importante  tener en cuenta que la dirección del servidor es local, por lo que expertos señalan que los hackers se encontraban realizando pruebas. Tras conocerse la brecha de seguridad Twitter cerró la cuenta involucrada.

Fuente: hipertextual.com

Imagen tomada de Christopher

Share This