Seleccionar página

Google ocultó la exposición de los datos privados de cientos de miles de usuarios de la red social de Google+.

Recientemente informa el periódico The Wall Street Journal que una falla permitió que desarrolladores externos pudieran tener acceso a los datos privados de los usuarios de Google+ entre 2015 y marzo de 2018 sin embargo el gigante de internet decidió ocultar la información debido al posible escrutinio regulatorio que enfrentaría y los daños en su reputación e imagen.

Relata en la entrada a su blog que “el error significaba que las aplicaciones de terceros también tenían acceso a los campos de perfil que se compartían con el usuario, pero que no estaban marcados como públicos”….”Nuestra Oficina de Privacidad y Protección de Datos revisó este problema, analizando el tipo de datos involucrados, si podríamos identificar con precisión a los usuarios afectados para informarles, si había alguna evidencia de uso incorrecto y si hubo alguna acción que un desarrollador o usuario pudiera tomar en respuesta. . Ninguno de estos umbrales se cumplió en este caso”

La falla permitió que las aplicaciones tuvieran acceso a campos de su perfil, pero que no estaban marcados como públicos,  datos personales entre los que se encuentran el nombre, la dirección de correo electrónico, la ocupación, el género y la edad. Sin embargo, según la compañía, otras informaciones como publicaciones, mensajes, datos de cuentas de Google, números de teléfono o contenido de G Suite, no quedaron expuestas.

Lo preocupante para expertos es que Google no puede confirmar el número de usuarios afectados  por este error. Sin embargo señalan que durante un análisis interno se tienen que 500.000 cuentas de Google+ que se vieron potencialmente afectadas. El error fue corregido en marzo de 2018 y, según señala la empresa, los datos de registro de esta API se mantuvieron solo durante dos semanas.

Como medidas el gigante señalo una mayor protección de la privacidad en sus servicios incrementando los permisos para las cuentas de Google y que los usuarios tengan un control más preciso sobre los datos de la cuenta que elijan compartir con cada aplicación. Lo anterior significa que en lugar de ver todos los permisos solicitados en una sola pantalla, las aplicaciones tendrán que mostrarle cada autorización por separado dentro de su propio cuadro de diálogo.

Por otro lado, se limitarán las aplicaciones que pueden solicitar permisos para acceder a los datos de Gmail. Ahora, solo las aplicaciones que mejoren directamente la funcionalidad de correo electrónico como gestores de correo electrónico o servicios de respaldo y productividad estarán autorizados para acceder a esta información.

En medio del escándalo de la filtración de información, Alphabet, la compañía dueña de Google, informó su decisión de cerrar la red social de la compañía, la anterior medida se da a conocer para que los usuarios puedan exportar sus datos, mientras se dedica de lleno a ser un producto empresarial. “Hemos decidido centrarnos en nuestros esfuerzos empresariales y lanzaremos nuevas características diseñadas específicamente para empresas”, indicó la compañía.

Fuente: El Tiempo

Imagen tomada de ElisaRiva / 641 imágenes

Share This